Marcapáginas transparente

marcapaginas de plastico

Empezamos el año con el propósito de leer todos esos libros pendientes. Los que todavía leemos en papel necesitamos un marcapáginas. ¿Por qué no uno transparente con imágenes transferidas?

Vamos a empezar…

Lo primero que tenemos que hacer es elegir la imagen que queremos transferir al marcapáginas. Hay que tener en cuenta que el marcapáginas será tan ancho como la cinta de embalar que utilicemos.

Para elegir una imagen podéis coger ideas en nuestro tablero de pinterest.

Una vez decidida la imagen que queremos transferir, pegamos sobre ella la cinta de embalar con cuidado de no dejar arrugas ni burbujas de aire. Podemos ayudarnos de una regla metálica o una tarjeta.

Ya tenemos la imagen pegada a la cinta… el siguiente paso es sumergirla en agua. Cuando el papel este bien mojado lo empezamos a frotar con el dedo o un trapo para quitar el papel.

Hay que tener cuidado de no frotar demasiado o muy fuerte para no quitar la imagen de la cinta de embalar.

Cuando hayamos quitado todo el papel de la cinta, ponemos el pegamento en spray por el lado donde se ha quedado la imagen y pegamos sobre el acetato.

Cuando esté seco el pegamento recortamos el acetato ajustándonos a la cinta de embalar y… ¡ya podemos empezar a leer!

Materiales:

  • Cinta de embalar transparente
  • Imágenes de revistas o impresas con láser
  • Acetato transparente (puede cambiarse por papel kraft o cartulinas)
  • Tijeras
  • Agua
  • Pegamento en spray

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Visit Us On FacebookVisit Us On Pinterest